Pensar en el futuro

Muchos pensamos que en el año 2000 el mundo acabaría, y sin embargo aquí estamos.

Pensamos que en el año 2012 las profecías se cumplirían y el mundo acabaría, sin embargo, aquí estamos.

Yo les digo: dejen de pensar en el futuro, dejar de escuchar aquellos que les dicen lo que va a acontecer.  El futuro está siendo escrito ahora mismo.  En ese sentido las profecías actúan en nuestra contra, condicionando nuestra mente a un resultado esperado.  Liberaos ya de todas estas cadenas.  Comenzad a escribir el futuro que deseáis ahora mismo.

Nuestro mundo (el llamado mundo físico) cambia de acuerdo a donde está fijada nuestra atención.  Alejad vuestra atención de todo lo que os infunda miedo, desconfianza, desasosiego, desesperanza. 

Fijad intensamente vuestra atención en la fuente de toda perfección:  tu Dios interior, tu magna presencia interior, el fuego cósmico individual.  Todo lo demás se te dará por añadidura.